Saturday, May 13, 2006

CUENTOS INMORALES

El especialista en cine erótico Walerian Borowczyk reúne cuatro relatos distintos con un único denominador común: el placer carnal. En uno se describe la iniciación de una mujer en el sexo oral.En otro, la protagonista es un adolescente que experimenta un proceso de degradación moral. La tercera es la historia de una lesbiana y sus libertinas fiestas. Finalmente, es la depravación sexual de la famosa familia Borgia la que centra la atención.

Cuentos inmorales, La vida de Erzsébet Báthory es un buen ejemplo de la máxima que reza: “El ocio es la madre de todos los males”. Las prolongadas ausencias de su marido la impelieron a buscar un modo de entretenerse, y claro, no se le ocurrió nada mejor que torturar. Curiosamente, a la ‘condesa sangrienta’ le unía un lejano parentesco con el linaje de Vlad Tepes, puesto que en la aristocracia húngara y rumana el incesto estaba a la orden del día. La fascinación que este personaje ha despertado a lo largo del tiempo es acusada. Paloma Picasso, la hija del célebre pintor, interpretó a Báthory en uno de los episodios de los ‘Cuentos inmorales’ de Valerian Borowczyck. La escritora bonaerense Alejandra Pizarnik, obsesionada con su figura, le dedicó una obra en prosa titulada ‘La virgen de hierro’. Además de esto, uno de los últimos descendientes de la condesa, Dennis Báthory-Kitsz, está escribiendo una ópera sobre su insigne antepasado.

Fuente: Especiales