Saturday, July 01, 2006

HOMOSEXUALIDAD EN EL JAPÓN MEDIEVAL

"..Uno de los cuentos de Ihara nos traslada los códigos de caballeros que tenían los samuráis sobre la cuestión de los amores no correspondidos. "Todos los camaradas se hacen el hara kiri" gira en torno a tres personajes, Ukyo, Uneme y Samanosuke, que son pajes de un señor de la provincia de Yedo, en el Japón medieval. Los tres son jóvenes y hermosos y sirven ejemplarmente a su señor; además, Uneme y Samanosuke están enamorados el uno del otro (a pesar de que algunos investigadores opinen que era el amor señor-paje el ideal de la cultura japonesa, aquí se trata siempre de amor entre pajes). Entonces, Ukyo se enamora perdidamente de Uneme y cae enfermo de amor. En su lecho, muchos le visitan para consolarle, pero él silencia repetidas veces el objeto de sus dolencias, incluso ante la petición de Samanosuke de que Ukyo le abra el corazón. Samanosuke ruega al enamorado que escriba una carta de amor que él entregará a quien desee y consigue que Ukyo salga de su silencio. Cuando Uneme lee la carta, se apiada del amante doliente y los tres pajes se proponen amarse mutuamente en "un amor leal y armonioso".
Pero el señor toma a su servicio a un nuevo paje, Shyuzen Hosono, quien desconocía las reglas del buen servicio. Este se enamora de Ukyo y le acosa constantemente, sin atender a las buenas maneras, por lo que Ukyo le desprecia. Shyuzen y un cómplice suyo deciden, rabiosos, matar a Ukyo; este se entera de la trama y se adelanta a ellos. Una noche, vestido de samurai, mata a Shyuzen con su espada, lo que le condena a hacerse el hara kiri, pues Shyuzen tenía por padre a uno de los cortesanos del señor y esa era la obligación.
Ukyo practica entonces el suicidio ritual en el templo del señor, después de pronunciar un viejo poema chino:

Las flores esperan la próxima primavera;
confiando que las mismas manos las acariciarán.
Pero los corazones de los hombres ya no serán los mismos,
y sólo vosotros sabréis que todo cambia,
oh, pobres amantes.


A continuación, Uneme se dirige al centro del templo y se hace el hara kiri también. Diecisiete días después de la muerte de sus amantes, Samanosuke acaba con su vida haciéndose el hara kiri..."

JAIME MONTES MORNIELA

0 Comments:

Post a Comment

<< Home